Es obligatorio y permite que las empresas tengan un control óptimo de sus obligaciones tributarias.

Según la reciente normativa de la Superintendencia Nacional de Aduana y Administración Tributaria (Sunat), desde este 01 de marzo del 2019 los contribuyentes deberán de adaptar de manera obligatoria a su modalidad de facturación, el Sistema de Emisión Electrónica (SEE)

Pero, ¿cómo beneficia el SEE a los contribuyentes? Para empezar, una de las principales características del Sistema de Emisión Electrónica es el almacenamiento en la  nube de la información tributaria evitando así, los riesgos de pérdida y permitiendo que las empresas tengan un mejor manejo de sus obligaciones tributarias además de personalizar las facturas es decir, generarlas en formato A4, A5 o ticket para impresoras térmicas, es posible también añadir tu logo y editar la factura en tiempo real.

Asimismo con el SEE, se busca promover el uso de la tecnología para reemplazar el papel como soporte tributario de las transacciones, ahorrando en gastos de impresión de comprobantes de pago y legalización de libros y registro. Es por ello que se encuentran disponibles una gran variedad de Operadores de Servicios Electrónicos (OSE) validados por la Sunat que brindan el soporte técnico necesario a los contribuyentes.