De acuerdo a la Sunat, este año más de 12,000 empresas se encuentran obligadas a emitir comprobantes de pago de forma electrónica.

Como se sabe, numerosos contribuyentes se encuentran obligados a facturar de manera electrónica en nuestro país; lo que sin duda alguna, está generando variadas situaciones tanto positivas como negativas en las empresas para su incorporación y adaptación a este sistema.

«Si bien el camino de la facturación electrónica en el Perú todavía es largo el país se está encaminado a convertirse en ‘hub’ regional como proveedor de tecnologías para facturas electrónicas», comentó el gerente general de Efact, Kenneth Bengtsson para una nota del Diario Gestión.

«La facturación electrónica se ha convertido en una pieza clave en la modernización de la actividad empresarial, razón por la cual debe considerarse como la mejor práctica en el logro de eficiencias de un negocio», señaló.

Pero como todo cambio genera resistencias, han aparecido algunos mitos sobre este nuevo sistema que se deben desterrar para lograr una exitosa implementación y  cumplir con lo dispuesto por la Sunat. A continuación, te explicamos los mitos muy comunes en torno a la facturación electrónica.

1.- Las facturas electrónicas deben imprimirse por seguridad

Falso. El registro de la factura electrónica queda en el historial del Proveedor de Servicio Electrónico (PSE). Además al enviarse como un correo electrónico, la Sunat automáticamente cuenta con el documento en su base de información.

2.- Facturar electrónicamente es caro

Por el contrario. Según Gestión, las empresas pueden llegar ahorrar, en un tiempo de mediano plazo, entre 60% y 80% de sus gastos totales de facturación. El ahorro administrativo permite además que disminuyan los errores humanos generando una mayor transparencia.

3.- Las facturas electrónicas ponen en riesgo información de la empresa

Para nada. La información que se intercambia por medio de las facturas electrónicas queda registrada en el software de la empresa y están protegidos. Los proveedores autorizados cuentan con estándares de seguridad que respaldan la información.

4.- Las facturas electrónicas tienen menos validez

Falso. La validez de la factura electrónica está regulada por la Sunat. Cabe recordar que la superintendencia espera al 2018 que todas las empresas estén obligadas a emitir electrónicamente, por ende es 100% válida.

5.- La implementación de la facturación electrónica es complicada y larga

El sistema de implementación es muy sencillo. Hay proveedores de servicios que cuentan incluso con plataformas de bajo costo e incluso gratuitas para los pequeños y micro empresarios que pueden habilitarse en menos de 24 horas. Por lo tanto, emitir un comprobante electrónico puede ser tan sencillo como enviar un correo electrónico.

6.- Ser experto en computación

No necesitarás ser un «monstruo» en computación  para poder emitir un comprobante de pago electrónico. Respecto a esto, los proveedores o creadores de sistemas de facturación se han empeñado en desarrollar plataformas sencillas y fáciles de usar, haciendo que generar una factura, boleta o cualquier comprobante electrónico sea tan sencillo e intuitivo como rellenar cualquier comprobante tradicional.

Referencias:
gestion.pe ; pqs.pe